lunes, 1 de febrero de 2010

NO JUZGUES UN VINO POR SU BOTELLA...UNCHARTED 2: AMONG THIEVES.


Siempre he tenido una devoción casi religiosa a la saga de vídeo juegos de Lara Croft -Tomb Raider- en donde la sexy escultural millonaria y atlética caza tesoros se la pasa viajando por todo el mundo en la búsqueda de reliquias antiguas y secretos milenarios, aun que esto incluya sortear una serie de peligros y vicisitudes. Convertida en todo un referente en la cultura popular del siglo XXI y una franquicia de vídeo juegos poderosa, Miss Croft tiene un efecto hipnótico en mi cada vez que es presentado una nueva entrega, y mejor a un si es representada por una modelo despampanante (te sueño todos los fines de semana Allison Carroll despues de jugar Underworld).


Después de comprar mi PS3 trajo de regalo Uncharted 2: Amog Thieves, como tenia en espera las dos primeras entregas de God Of War, no le tome mucha atención, pero este fin de semana lo he jugado y me quede prendado de principio a fin, ¡mea culpa, mea culpa! exclamaba ante mi falta de interés por este juego cuando lo tube por primera vez en mis manos, ser Natan Drake un caza tesoros que no le pide nada a Miss Croft, tiene una habilidad y resistencia sobre humana, es un erudito en arqueología, es una maquina letal en eso de los puños y las armas de fuego de todos los calibres, y como Lara es todo un figurín.

Como siempre la venganza, es el sentimiento mas puro y real para empezar una aventura o una búsqueda y Natan Drake no podía quedarse con los brazos cruzados cuando su ex novia y su mejor amigo le traicionan dejándole a su suerte en el museo de arqueologia de Topkapi en Estambul, Turquía, al tratar de robar una lampara. Drake inmerso en Los Viajes de Marco Polo - dije viajes y no viejas- se embarca en una aventura sin igual en la búsqueda de el reino mítico de Shambhala - algo así como una especie de El Dorado- en donde se encuentra una piedra de nombre Cintamani, que quien la posea sera amo y señor del mundo, y obviamente tu tienes que llegar antes de que los malos la encuentren. Para rescatar el mundo tendrás que viajar por las intrincadas junglas de Borneo, cruzar al estilo de free running una guerra civil en Nepal, escalar en las montañas nevadas del Tibet, persecuciones frenéticas, batallas campales a balazos, free running , acrovacias, y tendrás que gastar algunas neuronas en los acertijos.


La verdad los gráficos están de primer nivel- bien vergas pues-, la música muy inspiradora, la jugabilidad es muy atractiva, en ningún momento sentí aburrimiento o cansancio por el juego, esta muy entretenido, tienes que explorar muy bien el juego por que hay tesoros perdidos por aquí y por allá, este juego te invita definitiva mente a jugar la primera entrega. Indispensable tenerlo en tu colección de vídeo juegos de PS3 para la cual fue exclusivamente hecho. Contiene multi jugador.