lunes, 27 de diciembre de 2010

"NO ME SIENTO MUCHA VERGA SOLO POR QUE ME GUSTE LA OPERA".

Sin querer ser un pretencioso pseudo conocedor de Opera, siempre he tenido una inclinación natural hacia este estilo de música- y mas aun si es italiana- aun que hay algunas personas de esas que les hace daño hasta de lo que no comen, hacen escarnio de mi persona al decir que soy un aburguesado mamón, que como mexicano ¿como me puede gustar la opera? , estos energúmenos copias de mala calidad del heavy metal, que aun desconociendo mis estudios en lengua italiana, se atreve a criticarme de la forma mas absurda, solo ellos vestidos como indigentes e inadaptados sociales, con sus camisas negras estampadas con calaveras y demonios, todos greñudos y hediondos, dizque muy malotes por que son adoradores del príncipe de las tinieblas- aun que cuando les curan una cortadita en el dedo son todos unos maricas, y ya ni se diga a la hora de romperse la madre son todas una niñitas-, que como hablan ingles, ya se sienten la mama de Tarzan, y que sueñan con darle una felación al maestro Bruce Dickinson o ser penetrados por Marilyn Manson, se burlan de los que no son como ellos y compiten por quien tiene la cabellera mas larga y esponjosa, aun si esto es a costa de no bañarse.

Debo aclarar que a mi también me gusta el metal, y tengo a mi Black Sabbath, mi Judas Priest y mi Iron Maiden muy en mi corazón, y tengo todo tipo de afiches como playeras, gorras, posters, etc. Pero que a mi no me guste "el pasito duranguense" o "el regueton" no voy hacer burla de los gustos de los demás y no cerrarme mental mente que es mierda todo aquello que no sea de mi agrado y que no sea "Metal", la gente que lee TV Notas dice que soy un naco sádico por que soy lector asiduo de la revista El Nuevo Alarma, o que no este de acuerdo con la homosexualidad no me convierte en un homofobico impertinente, que al fin y al cabo cada quien su culo.


Mis humildes y orgullosos estudios superiores de Historia me dieron y forjaron en mi conocimiento por lo que me gusta y me apasiona, y tengo entre mis operas favoritos las obras de los maestros como Verdi, Puccini o Rossini. Así que no me siento mucha verga por que me guste la opera. De forma fortuita tuve la oportunidad en el canal Films & Arts ver el trabajo discográfico Sacrificium de la Mezzosoprano italiana Cecilia Bartoli, del cual quede prendado, por lo que le escribi mi cartita a Santa Claus y le pedi mi disco de arias de La Scuola dei Castrati. Mi ignorancia del tema radicaba únicamente en dos películas que tratan el tema de los niños que eran privados de sus genitales para convertirlos en extraordinarios cantantes de opera del barroco: Farinelli y La leyenda de Baltazar El Castrado, valga el comentario me pareció mejor la producción cinematográfica española que la primera. El disco retrata acertadamente su complejidad: su belleza, glamour, controversia y crueldad. Un disco vanguardista que pone muy en alto el trabajo de Bartoli que la inmortaliza por retratar liricamente la escuela napolitana de donde surgieron Castrati super estrellas como Farinelli y Caffarelli, acompañada magistral mente en este impecable producción discográfica por el grupo italiano de instrumentos de época, Il Giardino Armonico, dirigidos por Giovanni Antonini. La pagina web de la citada mezzosoprano sentencia de forma acertada:"‘La época de los castrati’ inspiró parte del repertorio más virtuosismo jamás escrito para la voz humana; elaboradas piezas de lucimiento en coloratura y hermosas arias lentas, escritas para las extraordinarias capacidades vocales de los castrati más importantes".


http://www.ceciliabartolionline.com/cms/espaniole/new-album-sacrificium-out-now.html

1 comentario:

dapazzi dijo...

La opera es la base, a partir de ahí viene todo lo demás, y coincido también en que si es italiana, no hay nada mas que hablar. Felices fiestas mejicano.