miércoles, 17 de junio de 2009

CUANDO EL LADO OSCURO DE LA LUNA ILUMINO MI VIDA.




Corría el año de 1999 en San Cristóbal de Las Casas cuando fui a ver a Winnie- un cabresto que en aquel tiempo solíamos ser amigos, hasta que un día salio con sus pendejadas y lo mande a freír espárragos, pero esa es otra historia- y en ese tiempo andaba de pareja a una simpática y refinada chica inglesa de nombre Cliare, eran los tiempos de estudiante en la Facultad de Ciencia Sociales, donde eramos la expresión mas vil del ser sibarita y existencialista. Recuerdo ese hipnótico disco que desde que lo escuche y vi, por su concepto vanguardista de música y diseño visual, quede prendado para toda mi vida, se trataba ni mas ni menos de The Dark Side Of The Moon de mis revenrenciados músicos Pink Floyd. En honor a la verdad cuando lo escuche la primera vez- un fondo oscuros con una luz que atravesaba un prisma para descomponerse en colores- mis sentidos de la percepción estaban a un 120 % de su capacidad y la experiencia fue inolvidable, Water,Guilmore,Writh y Mason hicieron de este materia una obra de arte en todos los sentidos de la creación, sinceramente sin saber que era de ellos creía que había sido grabado ayer, un disco avanzando para su tiempo-1973- Como la gran masa de ignorantes, creía que por haber escuchado The Wall de 1979 ya había escuchado todo de Pink Floyd. Este disco marcaría una nueva etapa en la carrera de la banda y una pesadilla a la vez, la música de Pink Floyd deja de ser elitista para convertirse en un producto de consumo masivo para los cánones del entonces líder de la banda Roger Waters. Su sonido experimental me traslado a un nivel muy, pero muy elevado de percepción musical, 10 canciones que navegan entre la demencia,la muerte ,la critica al desmedido amor al dinero, poder y la fama, como los diversos estados de animo de la naturaleza humana como el enojo y la tristeza. Recomendable para toda ocasión, como diría Richard Writh : "No necesitas estar dopado para escucharlo".

No hay comentarios: