lunes, 1 de junio de 2009

LA OBRA INCONCLUSA DE TOLKIEN.

Alberto Durero, 1508, Estudio de Manos Orando,

29X19.7.Albertina Museum, Viena,Austria.



Antes que todo quiero disculparme por no atender esta su cámara de torturas como es debido, diversos compromisos laborales y familiares me lo han impedido. Por otro lado mi cambio de trabajo ha sido muy absorbente y por lo delicado e importante del mismo- modestia aparte- me ha consumido mi tiempo de ocio por lo que tendré que aplicarme mas a la hora de levantar pesas y hierros.


Por otro lado quiero recomendarles un libro que tenia tiempo que no lo volvía a leer y que disfrute mucho degustarlo intelectual y emocionalmente, me refiero a la obra de J. R. R. Tolkien: "Los Hijos de Hurín", NARN I CHIN HÚRIN ( en dialecto tolkiano) donde cuenta las desventuras principalmente de Turin hijo de Hurin, en lo personal nunca he sido un amante de esos espontáneos que necesitan ver una obra en la pantalla grande para ir corriendo a la librería y adquirir la obra literaria a la par de relajar sus esfínteres al contemplar las ilustraciones de Alan Lee- la verdad cuando fui a ver la primer película de la trilogía de Peter Jackson con mi hermana nos dio una flojera y hasta nos dormimos a ratos y mira que a mi el cine épico me encanta- cuando les comente a mi colegas frikis de mi soñolienta experiencia filmica se rasgaron las vestiduras fariseicamente y me tildaron de no saber de cine, ni pedo no me gusto la comunidad del anillo, pero este libro me abrió el apetito para leer la obra del ahora famoso filólogo sudafricano, debo aceptar que en ocasiones se me indigesta por la pleyade de nombres,topónimos y alias que ensalsan su obra. Una vez mas la letra impresa es superior a la adaptación filmica.Les recomiendo esta obra en la edición de Minotauro, contiene glosario de nombres y notas del vástago de Tolkien, Christopher. A un que sigo empecinado en tener como mis obras épicas primigenias a "La Odisea" o "El Ramayana".

1 comentario:

Ignatius dijo...

Mis colegas aun se me lanzan al cuello y me desangran cada vez que digo que la trilogia de Peter Jackson es mediocre, como mucho buena, y que yo por mi parte, sigo prefiriendo los libros, el juego de rol, y la película de los años setenta (a pesar de contar 1/4 parte de la historia). Fue con esas referencias quer descubrí a Tokien cuando era aún un adolescente. Compadezco a los que hayan descubierto a Tolkien con Peter Jackson y el marketing que conllevó...