martes, 27 de septiembre de 2011

MI AGONIA Y EXTASÍS POR JULIUS SCHNORR VON CAROLSFELD.

No me arrepiento de haberme vomitado cuando hice mi Primera Comunión - deberás no es cuento - ni me arrepiento de haberla hecho, lo que si me arrepiento es que La Biblia que me regalaron mis Padres - quienes por cierto fingieron, digo, fungierón como mis Padrinos- la preste años despues y ya no me la regresarón - eso me pasa por buena gente o lo que es lo mismo, "es de pendejos prestar libros y mas pendejo el que los devuelve" - La dichosa Biblia en cuestión estaba bella mente ilustrada por unos grabados de Julius Schnorr Carolsfeld, los cuales me parecieron fascinantes a mi 9 años de edad, en especial la de La Caída de Jericó, El Ahorcamiento de Judas y La Entrada de Jesús a Jerusalén.



Este pintor y grabador alemán (1794-1872), fue junto con Gustavo Doré, mis primeros artistas que me dieron la noción de lo que es en realidad un grabado, y que a pesar de no contar con el color y la perspectiva de la pintura, la ilustración del grabado siempre me ha parecido fuerte, deslumbrante y evocativa. Mis tortuosas y conflictivas clases de Historia del Arte I y II en la Universidad de Ciencias Sociales, Campus III de la Universidad Autónoma de Chiapas, con la Mtra. Roció Noemí Martines - una chilanga venida a menos egresada de la Ibero con un excesivo auto sentido de intelectualidad y vanguardismo - nunca me enseño sobre que chingados era el movimiento pictórico alemán del Romanticismo Nazareno, simplemente paso del Arte Antiguo con sus puterias de Geometrías y el Naturalismo, para dar un salto enorme al Renacimiento Italiano para luego dar otro salto con los Impresionistas. Ante su pedagogía medieval y soberbia académica, tras egresar de la carrera de Historia me di a la tarea de documentarme sobre todos estos vacíos en mi formación académica, y me hice de una biblioteca de acuerdo a mi economía y realidad tercer mundista sobre Los Pre Rafaelistas y El Romanticismo.






Sin querer caer en el error al narrar en esta entrega que soy todo un erudito en cuanto a la obra de Von Carolsfeld, y ni caer en el error mas continuo de una gran parte de "blogeros" al copiar y transcribir a Wikipedia, la obra de Von Carolsfeld es mas reconocida ilustrar La Biblia y pintar temas religiosos, ríos de tinta han corrido de las auto denominadas "vacas sagradas" o críticos del Arte, en definir e interpretar el psique del artista, cuando este crea una obra, cuando para mí, la obra artística no se enmarca y se etiqueta, y la gran mayoría de nosotros - ignorantes al fin - tenemos que aceptar al pie de la letra lo que se nos diga de como interpretar o sentir la obra en cuestión; Pues NO, cada persona siente e interpreta la obra y el Arte según lo sienta mas que de como le enseñen a comprender mecánica mente un gusto estilístico. Definitiva mente la obra de Julius Schnorr Von Carolsfeld - este casi tiene de nombre todas las letras del abecedario, diría mi cuñado Cesar - tiene un discurso 100% religioso, lo cual no emérita desprecio de cualquier hereje o ateo, al contrario, resulta un mensaje muy alentador para entender que la fe es cosa de cada hombre y no de una imposición religiosa. Sale pues, ahí luego nos hechámos otro uno...

1 comentario:

PRINCESAWAPA dijo...

Mi lindo mexicano:

Que lastima que no te devolvieran esa linda biblia ilustrada!! Casi siempre cuando uno empresta las cosas hay problemas.

Muchas gracias por comentar en la entrevista que le hice a odiseo, siempre es un honor leer tus bellos y caballerescos comentarios.

Me alegro que te haya gustado la entrevista y tambien que haya sido de tu agrado mi foto, que a la fecha, es la segunda que publico de mi persona.

Dicha entrevista fue publicada en tres blogs, en el mio, que tú ya conoces, y en los dos blogs de odiseo: Odiseo Rock y Bolsi & pulp.

Aunque lamentablemente en Bolsi & pulp hubieron unos comentarios algo desagradables hacia mi pesona, pero que se le puede hacer, no todos son tan educados, caballeros y atentos como mi lindo mexicano.

Miles de besitos para mi precioso mexicanito!!!

Quien te quiere y aprecia: Princesawapa.