viernes, 10 de abril de 2009

MORTUM EST.

El Decendimiento, Roger Van Der Weiden.
1435, Oleo sobre Madera, 220 x 262.
Museo del Prado, Madrid, España.
Maestro de la expresión humana, el belga Van Der Weiden, da un magistral grado de realismo a esta pintura, la datación de la fecha de manufactura del tríptico son divergentes, unos manejan 1443 y otros 1435. La manipulación de cadáveres es una experiencia emocional y muy perturvadora, y mas aun si los restos mortales son de Jesucristo- muerto en la plenitud de su vida-este tríptico, del cual solo ha llegado a nuestro días la`parte central, narra con magistral patetismo la bajada de la cruz de Cristo, es de resaltar las figuras de Cristo y María, el cae de la cruz físicamente muerto; ella cae al suelo emocionalmente muerta, el pintor explora todos todos los grados de dolor, desde la angustia controlada de San Juan; a la izquierda el dolor desbordante de María Magdalena, Jose de Arimatea es reconocible por la opulencia de su vestido- es el que sostiene los pies de Cristo, que dicho sea de paso fue el que pago el entierro de Jesús- detrás de Arimatea se ve a un personaje que sostiene un recipiente que contiene los aceites para el amortajamiento del Mesías, los vivos colores de los ropajes de María y San Juan contrasta con el pálido color purpura de la falda de Magdalena, la composición del cuadro resulta bella pero a la vez terrible.

1 comentario:

aluisfp dijo...

Hola: quiero felicitarte por estas fotografías de pintura religiosa que tanto me gustan.
He llegado a tu blog, gracias aun comentario que dejaste en mi blog, aunque ya me sonaba el nombre de tu blog anteriormente.
Es maravilloso que gracias a Internet podamos compartir paisajes, ideas,, opiniones, etc.
Saludos una vez más desde España.