martes, 7 de abril de 2009

LA CENA DE EMAUS.


Caravaggio.

1600-1601. National Gallery, Londres.

Oleo sobre lienzo, 141 X196.

Aun que no soy un mocho -léase católico fundamentalista- la semana santa tiene un enorme significado para mi sistema de creencias y de valores personales, me invita a la reflexión y al auto escrutinio de mis acciones hacia la naturaleza de mi relación con el semejante y hacia con mi propia vida, mas que salir cargando una cruz o auto flagelarse, respeto a quien lo haga pero mis acciones y desatinos no están tan cabrones para no tener la conciencia tranquila, por que la gente que es mierda, esa no tiene ni un ápice de vergüenza o arrepentimiento -los políticos, los violadores,ladrones, genocidas llenarían las procesiones de nazarenos y auto flagelados- Así que sin darme "golpes de pecho" apócrifos y mojigaterias baratas, aquí les dejo este chulada de cuadro del maestro Caravaggio y su apreciación de La Cena de Emaus, una de las tantas apariciones o trasfiguraciones que tuvo Jesus con sus discípulos, la espontaneidad de la esena es celebre ya que los dos apóstoles que están sentados no reconocen al hijo del hombre hasta que este bendice los alimentos servidos en la mesa- el ritual mayor de La Eucaristia- mientras que el siviente o garÇon no tiene idea de quien es el Salvador, no se ha descubierto la cabeza y solo los apóstoles pueden reconocerle, aun que la mesa esta servida con los elementos claves de la Eucaristía- el pan, el vino y la jarra de agua- aparecen un bodegon de frutas muy criticado- los frutos son de otoño mientras Jesús resucito en la primavera-en dicho bodegon aparecen fruta como la manzana representando el pecado original o la granada, símbolo de la pasión, la posición de Jesús recuerda al Cristo Juez de Miguel Ángel en El Juicio Final de la Capilla Sixtina, y Pedro- claramente visible por la concha en su pecho- hace el gesto de la cruz.


No hay comentarios: