viernes, 25 de diciembre de 2009

¡BON APPÉTIT NOSFERATU!.

PULPO A LAS BRAZAS.

Parecido mas a una larva de Alien El Octavo Pasajero, este desafortunado pulpo tuvo que ser parte de uno de los platillos principales en la cena de navidad en la casa de mi Padre, ante la desconfianza que los comensales tenían ante su morfología que despide esta criatura de los mares, resulto ser un éxito, ya que estaba excelsa mente preparado y resulto ser una vianda para el paladar mas incrédulo, y la estrella de la noche, desplazando el espaguetti a la carbonara y el lomo de cerdo en salsa de ciruela de mi hermana, este pulpo tuvo la suerte de estar acompañada de 3 botellas del vino blanco italiano Ricadonna, ¡Bon Appétit!.


No hay comentarios: