lunes, 28 de diciembre de 2009

LOS SANTOS INOCENTES.


La masacre de los inocentes 1302-1305.

fresco 200 x 185 cm, Capilla Scrovegni, Padua, Italia.

Reza la tradición cristiana que el día de hoy se conmemora a los santos inocentes, que según el evagelio de San Mateo, el siempre cruel y ojete consumado del Nuevo Testamento, el Rey Herodes, temiendo la profecía del mesías y por su trono, mando a matar todos los niños que fuesen menores de 2 años. Por lo que La Sagrada Familia tuvo que salir de pelada hacia Egipto, avisados previamente por el Angel de DIOS, para evitar que Jesús fuese a engrosar la lista de victimas del progrom infanticida de El Tetrarca. Por eso no sean pendejos, el día de hoy ni se les vaya a ocurrir dar prestado dinero, ni prestar oídos a las habladas, ya que serán objeto de las bromas mas culeras y gachas que alguien les pueda gastar..
El cuadro aquí presentado por Giotto, a pesar de ser del renacimiento italiano "primitivo", no deja de ser impactante el grado de dramatismo plasmado en los diferentes rostros de angustia, dolor, tristeza y suplica de las madres que ante la impotencia de defender a sus niños de la mortal orden del Rey Herodes; este ubicado en el balcón de la parte superior izquierda del fresco, tres esbirros de Herodes cumplen la fatal orden mientras arrancan de los brazos, atraviesan o están a punto de asestar con espadas a los bebes, mientras los apilan como macabros trofeos de caza, mientras los hombres de la izquierda observan indignados e inamovibles la dantesca escena.
Mateo 2, 13-18: Después de que los magos partieron de Belén, el ángel del Señor se le apareció en sueños a José y le dijo: "Levantate, toma al niño y a su madre, y huye a Egipto. Quédate allá hasta que yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo". José se levantó, y esa misma noche tomó al niño y a su madre y partió a Egipto, donde permaneció hasta la muerte de Herodes. Así se cumplió lo que dijo el Señor por medio del profeta: De Egipto llamé a mi hijo. Cuando Herodes se dio cuenta de que los magos lo habían engañado, se puso furioso y mandó matar, en Belén y sus alrededores, a todos los niños menores de dos años. conforme a la fecha que los magos le habían indicado. Así se cumplieron las palabras del profeta Jeremías: En Ramá se ha escuchado un grito, se oyen llantos y lamentos: es Raquel que llora por sus hijos y no quiere que la consuelen, porque ya están muertos

No hay comentarios: