lunes, 14 de diciembre de 2009

UN DIA EN LA VIDA O LO QUE ES IGUAL SENTARSE EN EL PAJAR Y ENSARTARCE LA PINCHE AGUJA.



Ayer después de de tres años de imaginarme ¿comó seria jugar God Of War II en Play Station 3 ?- Obvio ¿no?, salí presto a medio día a una plaza comercial de mi ciudad con el dinero en los bolsillos, listo a darle en la madre a mi paguita, fui al local de vídeo juegos, había una PS3 de 80 GB en un precio razonable de $5000 pesos, no dudando en gastar mi aguinaldo brutalmente ganado con el sudor de mis dos frentes, insistí impacientemente a la vendedora que me reconoció y me atendió muy atenta- ya que soy cliente asiduo a su Game For Less- y después de media hora de intentar probarme la consola, estaba fallada y no encendió -¡¡¡Puta madre!!! exclame de fustración- Tratando de ocultar mi ansiedad sin remedio, los interrogue punitiva mente si no tenia otra consola y me dijo que no ¡¡¡Reputa madre!!! mi sub consiente no pudo mas que acertar.



Agradecí la gentileza de su afable trato y salí corriendo a unos metros a una tienda de artículos electrónicos, al preguntar al encargado por la consola de SONY, me dijo que tenia una de 40 GB en $3999, recordando que ya había esperado demasiado tiempo mi fustrante espera, ya que tardo una semana de espera la compra de God Of War I y II que compre por Internet en una edición especial para la PS3, le dije sin miramientos que me la probara, el dependiente se apresuro en atenderme y para maldita sea mi estampa y un perro me cague y un rayo me fulmine, la consola no tenia el control remoto y ni el cable para la pinche tele, y para variar era la única consola en existencia- debo recalcar que la primer consola tenia de regalo el Need for Speed 5, y esta segunda el Pro Evolution Soccer 2009- levante mis brazos al cielo y mi espíritu geek o friki imploro misericordia a DIOS Todo Poderoso, una furtiva y lastimera lágrima broto de mis ojos al recordar con nostalgia los trailers donde Kratos descuartizaba brutalmente y sin misericordia a media mitológia griega.



Resignado volví a mi casa con la "cola entre las patas", como consolación me compre un año de X box Live el cual incluía la diadema para jugar en linea, y empecé a sospechar que mi X Box Elite había conjurado un sortilegio sobre mi cerviz para que no la fuera a desdeñar y la fuese a cambiar por "otra", termine ese día jugando Assesin Creed II, mientras me recuperaba de los efectos colaterales del abuso del alcohol y consolándome con ser un asesino vengador en la Italia del Alto Renacimiento, Snif...

No hay comentarios: