viernes, 4 de diciembre de 2009

HERZOG VS KINSKI EN TRES ROUNDS.

Hace unos cuantos días me usufructué tres películas del cineasta alemán Werner Herzog, estelarizadas por su actor de cabecera y dolor de cabeza también Klaus Kinski, los tres títulos son Woyzeck, Aguirre: Der Zorn Gottes y Cobra Verde. La obra de Herzog llego a mis ojos por el filme Nosferatu, Phantom der Nacht, remake de la obra maestra de Friedrich Wilhelm Murnau. Es bien sabido por todos la relación amor odio que se profesaban Herzog y Kinski el uno para el otro, y que es mítica en la mitología del séptimo arte el carácter violento y prepotente del actor en contra del director y cuanto ser viviente se atravesara en su camino en el rodaje de las películas.
Una de las características que he vislumbrado en la obra de Herzog es la originalidad de buscar ambientes naturales para el rodaje de sus películas, lo cual le imprime una realidad inusitada a la historia narrada, en Aguirre: La ira de Dios, el filme narra la trágica y fallida expedición del brutal conquistador español Lope de Aguirre en su búsqueda por encontrar la mítica ciudad "El Dorado"- este film me encontré la grata sorpresa que la actriz mexicana Elena Rojo interviene en el filme, muy guapa por cierto- Woyzeck, narra la patética existencia de un soldado atormentado por el mundo que le rodea y con un sin fin de demonios internos que no le dan tregua en su frenética batalla por no sucumbir a las garras de la locura, en donde la infidelidad de su esposa es el detonante para quebrantar su débil espíritu, aquí Kinski en probervial su interpretación, ya que es un prestidigitador al mostrar todas las facetas de la angustia, paranoia, la estupidez y la ira.

Cobra verde, hace de esta ultima entrega de la dupla Herzog- Kinski, un filme fuerte, el tema de la esclavitud es ya de por si un tema difícil de abordar, con un set de filmación que parece sacado de un documental de antropología o etnología, narra la historia de un bandolero en el Brasil, donde es contratado por un hacendado para que sea capataz y controle a los negros que trabajan en una plantación de azúcar, al dejar embarazada a las tres hijas del hacendado, es mandado al África para que muera en un vano intento de reabrir con un jefe tribal el comercio de la esclavitud, en donde termina dirigiendo una revuelta y termina mas jodido que como empezó.

Así que no dudes en mirarlas y disfrutarlas, claro esta que si estas acostumbrado al cine gringo y lo que quieres es ver esenas de sexo explicito, balaceras, persecuciones frenéticas, violencia fácil y una tonelada de efectos especiales, definitiva mente te vas aburrir- ojo no quiero decir que el cine de arte tiene que ser de flojera y es de arte por que nadie lo mira- atrevete a explorar el mundo desde el lente de este genial director alemán. Me falta Fitzcarraldo que ladran los perros al referir ser la obra maestra de Herzog y el pináculo de la actuación de Kinski. Hay luego nos hechamos otro uno...

No hay comentarios: