domingo, 24 de julio de 2011

NUEVA SUPER-VISION.



No están ustedes para saberlo y ni yo para contárselos pero hace como tres meses, me invitaron a una boda de gente muy poderosa y prominente en la colonial y retrograda ciudad turística de San Cristóbal de Las Casas, aquí en mi Chiapas querido. El novio es hijo de una prominente politica magisterial, la boda de una pompa nunca antes visto por mis proletarios ojos fue en en la magnifica iglesia de La Virgen del Carmen y la boda fue auspiciada por el Obispo de Chiapas. Los coros liderados por la potente voz de un tenor, casi me saca una furtiva lágrima.

Todos los asistentes encasquetados con sus mejores galas se saludaban y se carabaneaban de principio a fin , que si el licenciado chiringas por aquí, que el ingeniero trinquete por alla, que si el doctor mata lo sano, etc, la pura frivolidad, hipócrita y cursilería mas despreciable perfumada por la corrupción y la vileza humana. Posteriormente la fiesta fue digna de el mejor banquete y la música en vivo fue de lo mejor, a las afueras del salón de fiestas lujoso automoviles desfilaban y la clase pudiente y sus malcriados y "fresas" vástagos hacia gala de sus joyas, guarda espaldas y sirvientes ahí presentes. A la hora de que había que "pasear al novio", el calor era sofocante y mi padre me giro la orden de unirme al paseillo nupcial, a pesar del clima y del frió, la pista emanaba un calor sofocante por lo que procedí a quitarme el saco o vulga chaqueta de mi traje y lo coloque en el respaldo de mi asiento asignado, después del "mitotero" ritual de aventar al novio por los aires, pasearlo por las mesas y la aventada de la liga, procedí a retornar a mi lugar.

¡Oh sorpresa!, alguno de los distinguidas personalidades que hacían el honor de comer en la mesa se había robado mis lentes Emporio Armani, que no tenia ni dos meses que los había comprado y los tenia para las ocasiones especiales - pa´presumir pues - y que me habían sudado los huevos un chingo para poder comprarlos, le dije a mi papá ya flameado por los whiskys que me había reventado: uno de estos catrines perfumados hijos de su política y ratera madre se había robado mis lentes pa´ver; y para no perder la compostura y la propiedad - aparte de las majaderias que emanaron de mi mecapalera boca - mi Papá me increpaba que no estaba en alguna de las cantinas de mala muerte para macuarros que mi libido alcohólico tiene por costumbre visitar, que me traía a una fiestas de gentes decentes (si como no) y que me comportara, me dijo que me los iba a reponer, yo llegue acertar que la verdad eran chingaderas que estos políticos y burgueses hijos de su rechingadisima madre, me robaran mis anteojos, con tal de que me apaciguara y que no hiciera el "papelazo" mientras que algunos de mis acompañantes de mesa "le aventaban la bronca" a los meseros, mi "Apa", me regalo estos lentes, que no son de la misma calidad que los plagiados pero "no se le va haber el diente a caballo regalado".

Fue todo una odisea no tener unos lentes decentes para leer y para mirar telera o compu, tenia unos que daban lastima y me miraba mas jodido de que lo estoy, todos oxidados y remendados, hasta que por fin hoy me los entregaron y estoy muy contento andar de "nuez" de "cuatro ojos".

No hay comentarios: