domingo, 1 de mayo de 2011

A PROPOSITO DE JUAN PABLO II.



Recuerdo allá por 1991 cuando Juan Pablo II se vino de gira artística aquí por estas alejadas y olvidadas tierras de los confines - Chiapas no figuraba ni en las noticias del clima antes de 1994- Mi abuela materna y sus hermanas, como quien dice, mis tías del D.F. bien ruquitas y archi beatas, se reunieron con sus hermanas chiapanecas para irse en bola a ver al Papa, entraron en éxtasis (mis tías y mi Mamá) al ver pasar al Vicario de Cristo por 3 segundos en su "papa móvil", lloraban y gritaban como adolecentes pubertas como si se tratase de Justin Bieber, inclusive temía que alguna de ellas literal mente "se petateara" o acto de morir ipso facto ahí mismo.

No podía dejar de pensar una idea bizarra y ridícula de ¿Como tendría de sudado el culo y los Huevos el Papa?, ya que el Obispo de Roma con toda la trapazón que obliga vestir su investidura, encerrado en su "papa móvil", y el solecito chiapaneco lo tenia mas colorado que un camarón. Mi madre me decía que de que me reía, y para ocultar mi hilaridad le respondí que era de emoción de ver al Papa peregrino.

No hay comentarios: