domingo, 16 de noviembre de 2008

NO SOY REY, SI NO CESAR.


Vercingetorix tira sus armas ante los pies de César. Lionel Noel 1899.

Mes de junio del año 708 de la fundación de Roma (46 a.C.), un mes antes de cumplir los 56 años de edad, regresaba la Ciudad de a las Siete Colinas, Gayo Julio César, poco tiempo después de la batalla de Thapos (abril) que le había abierto definitivamente las puertas para convertirse en el único gobernante de Roma.La recepción que se le tributaba fue extraordinaria,el Senado le prorrogaba por diez años mas, la dictadura con la que dos años antes, a su regreso de España, se le había investido; se aumentaron sus lictores hasta el número de de 72-por lo general, un cónsul era atendido por una docena de ellos y un dictaor por 24, la cifra pretendia mostrar que César habia ocupado el puesto de dictador por 3 veses : seis veses veses el numero que le tocaria asistir a un cónsul y tres mas la cantidad obtenida a un dictador-; se le erigió único censor; se declaro sagrada su persona; se le faculto para decir el primero su parecer; se le preparo una silla curúl permanente en los espectáculos, no comenzando las carreras hasta que él diese la señal. Su carro, a semejanza de la cuadriga de Jove que remataba la fachada del Capitolio, iba tirado. por cuatro caballos blancos-si creemos a Seutonio y Dión en un momento del primer triunfo (la de la victoria sobre la Galia) el eje de su carro se rompio, por lo que tubo que finalizar la procesión en otro repuesto que se hizo traer apresuradamete-. Su estatua, en la que se le representaba apoyando en el globo terrestre y con la inscripción de César "semidiós", se mandó poner en el Capitolio al lado de Júpiter y de las de los antiguos 7 reyes de Roma. César en la arenga que le hizo el senado y el pueblo romano, aquel día de su recepción, anuncio que muy lejos estaba de renovar los tiempos de Mario y Sula. Con estas promesas de lealtad a la tradición republicana el senado quedo tranquilo y decreto que se llevara acabo, en un solo mes, 4 triunfos en honor a César,; uno por la victoria sobre los galos,otro por la victoria de Egipto; otra victoria mas obtenida sobre Farneces, el hijo de Mitrídates, y otra por la victoria alcanzada al vencer a Juba,"el Sardanápalo africano".

Al verificarse el primero de sus 4 trinfos, César llegó en su impresionante cuadriga, vestido de púrpura, ante la expectación y las aclamaciones del pueblo romano, hasta la plaza que se abría frente al Capitolio, el templo capitular de Roma.César, encadenados a su carro lo prisioneros galos-entre el desfile de prisioneros iba Vercingétorix, el hijo de Juba (solo un niño) y la hermana de Cleopatra, Arsinoe, se dice que la multitud se conmovio y se perdono la vida de estos, menos la del lider galo que fue estrangulado ritualmente-,seguido por los aquilifers-portadores de los estandartes y las insignias de las legiones victoriosas-los carros del botín producto del saqueo infligido al enemigo (plata, oro, armas,armaduras y otros objetos peciosos) y los obsequio recibidos de muchas ciudades, baja de su cuadriga y lentamente se dirige al Capitolio. Al llegar a él cae de rodillas y asciende así la escalinata para entrar arrodillado hasta los pies de la estatua de Jove-representación iconográfica de Júpiter como joven-(esta actitud quiza fue para expiar por considerarce de mal agëro el incidente de la rotura de su carro-. Después hace borrar la palabra "semidiós" de la estatua que se le había erigido y que mas tarde, pasada su muerte,Dolabel y sus enemigos le mandarían a quitar y destruir, así como otros monumentos levantados en su memoria.El pueblo romano aplaude y grita y vitorea a aquel hombre que rechazaba el honor de ser divinizado a pesar de ser descendiente directo de Venus. Los vasos de oro y de pata, las diademas y coronas conducidas en estos triunfos se valuaron en 75000 talentos y con su producto, César, con su proverbial generosidad tan criticada por Cicerón, regalo espléndidamente a sus soldados y oficiales , y al pueblo.Mando servir 22000 mesas cargadas de viandas y vinos,, y presento al pueblo, 2000 gladiadores y simulacros navales y terrestres-se dice que hasta sacrificios humanos hubo, según Dion Casio, un historiador nacido 200 años después-.

2 comentarios:

PRINCESAWAPA dijo...

WOW!!!!!!! esas si que eran fiestas por aquel entonces!! si señor que lo eran!

Me hubiera encantado ver luchar a esos aguerridos gladiadores!
Habria sido muy emocionante.

Besitos a mi lindo mexicano!

NOSFERATU dijo...

Muy cierto mi bella PRINCESAWAPA, esas si que fueron fiestas o reventones como decimos por aca, espero algún dia regresar tantos besos otorgados que me sonrojan de timidez, gracias por tus comentarios y como siempre me posterno a tus pies :)